Buscar
  • Daniela Fernanda Leal Corral

¿Por qué rechazamos lo femenino?- Lo que podemos aprender de BARBIE.

Rosa, rubia y superficial son las primeras características en la que se piensan cuando se menciona a la muñeca Barbie. Desde su concepción en 1959, Barbie ha sido catalogada como controversial, recibiendo críticas de su apariencia, vestimenta y figura. Ha sido acusada de generar problemas de percepción de imagen en niñas pequeñas, marcar parámetros de comportamiento, intereses y aspiraciones femeninas y de imponer una imagen de belleza imposible, porque ya todos hemos escuchado que si Barbie fuera real, sus piernas no podrían sostener su peso. El "efecto Barbie" según los psicólogos. Y francamente todo es cierto, pero creo que nada tiene que ver directamente con la muñeca y más que ver con la percepción y connotaciones negativas que se le han impuesto a la pequeña figura.

Un poco de historia:

El documental de Hulu “Tiny Shoulders” revela que desde su concepción Barbie era problemática. Antes de su creación, las únicas muñecas disponibles para que las niñas jugaran venían en forma de bebés, lo que alentaba a las niñas a verse a sí mismas en roles de crianza solamente, a diferencia de los juguetes dirigidos hacia niños, que los invitaba a imaginarse en roles diferentes, como vaqueros, policías y bomberos.

En 1959, Ruth Handler, durante un viaje a Alemania, y vio una muñeca llamada Lilli Doll. Era una muñeca que poseía rasgos femeninos adultos, modelada a partir de la figura de una prostituta y que se le vendía a los hombres en las cantinas. Ruth, sin embargo, tenía otra idea sobre cómo se podría usar esa muñeca. Se había dado cuenta de que su hija y otras niñas jugaban no con las muñecas bebés tradicionales, sino con muñecas de papel que podían recortar y vestir con outfits igualmente de papel.


Al tener la propuesta de una muñeca que podrías vestir con diferentes atuendos, esta no fue muy bien recibida por los ejecutivos, no la consideraban apropiada ya que, en las palabras de Ruth: “No fabricaban juguetes con senos”. Los ejecutivos creían que las mujeres no comprarían una muñeca con cuerpo de mujer. La respuesta de Ruth ante este rechazo inicial fue: ”Las niñas sueñan con crecer, y cada mujer adulta que ven tiene senos (…) los senos enseñan a las niñas sobre sus propios cuerpos”


BARBIE nació como un medio para que las niñas pudieran proyectarse a si mismas como adultas, incluyendo carreras que podían tener, esta muñeca invitaba a las niñas a verse más allá de una imagen de madre, lo que la convirtió en un éxito. Aunque, con el paso de los años, el simbolismo negativo que se le atribuyó a la muñeca eclipsa el resto de la historia. Ruth fue una de las primeras emprendedoras, fue una mujer que asumió riesgos y logró introducir las historias de éxito femenino en los juguetes de la época.


La imagen de BARBIE ha cambiado con el paso del tiempo, como en el lanzamiento de la linea “Fashionistas”, donde se representan diferentes cuerpos, estilos y tonos de piel. Sin embargo, el rechazo de una identidad femenina sigue muy presente, y se ve claramente en la manera que se proyectan mujeres con estas características en los medios.

"Nadie me dijo nunca que tenía que parecerme Barbie, como suelen afirmar. En cambio, el mensaje llegó alto y claro: Nunca debía aparecer en ningún lugar luciendo como Barbie."

Cita de participante de investigación sobre género y comportamiento del consumidor (2002)


¿Por qué rechazamos tanto lo femenino?


En la plática de TED-Talk por Michelle Miller, escritora y productora de libros, televisión, aplicaciones y experimentos en arte digital, habla de la importancia del ser femenino, deslindándolo del género. Explica que hay una forma femenina y una forma masculina de pensar. Palabras como: sensibilidad, creatividad y belleza son pensadas como femeninas, y las palabras pensadas como masculinas son: enfoque, competencia y lógica.

"No creo que ninguna de estas cosas tenga que ver con el género, aunque, tradicionalmente, se espera que las mujeres se comporten de manera femenina y los hombres de manera masculina (...) todos podemos aprender a (comportarnos) de ambas maneras e incluso podríamos llegar a preferir aquella con la que no estamos tradicionalmente asociados "

Ser femenino está orientado en la experiencia, en el momento, en el aprender y crecer haciendo cosas que te brinden satisfacción, mientras que el ser masculino está orientado en resultados, metas y cantidad sobre valor. Como el resultado de la feminidad no se puede medir cuantitativamente, a menudo consideramos que no tiene valor.

“Nos convertimos en una sociedad que se enfoca tanto en los resultados, que nos hemos separado de la experiencia. La feminidad es tratada como una ciudadana de segunda clase y las personas femeninas son tratadas como indulgentes, perezosas e irresponsables ".

Esto se puede ver reflejado con la manera en la que se percibe no solo a Barbie, pero a Ken. The Vancouver Sun describe su relación como una representación de "la peor pesadilla del hombre moderno". Otros críticos destacan aspectos de la representación de Ken y los guardarropas particulares que aparentemente se quedan cortos para retratar una forma dominante de masculinidad.


La presidenta de Mattel Jill Barad, rechazaba la idea de que había que ser masculino para encajar en el mundo de un hombres:

“Si tienes un lado femenino fuerte, eso no debería evitar que seas quien quieres ser”

Ya sea al mostrar desprecio por las cosas tradicionalmente asociadas como femeninas, referirse de manera despectiva hacia mujeres por sus gustos y asumir acerca del carácter o personalidad de alguien únicamente basado en su apariencia. Pareciera ser que lo peor a lo que puede llegar una mujer es ser como "las otras mujeres". Es más, es muy usual escuchar la frase "no eres como las otras chicas" como un cumplido, cuando solamente refuerza el pensamiento de que si una mujer es asociada como femenina es visto como algo malo.


Aunque siendo honestos, hoy en día en redes sociales si eres mujer o eres una "Bimbo"(Cabeza hueca), una básica o una única y diferente, y todas son vistas de maneras despectivas, especialmente entre las mismas mujeres. Porque el problema no son los gustos o estilo que tengas, el problema es que a la mujer se le critica a partir de su apariencia, no su persona.


Existen muchas historias donde la mujer se debe adaptar a los intereses que su grupo social le impone para ser aceptada, pocas son las historias donde dicha mujer prevalece fiel a si misma y demuestra su valor más allá de los clichés con los que se le asocian. Un ejemplo animado muy reciente es el corto de "Purl", donde se puede entender la presión que el ambiente laboral impone a las personalidades femeninas para transformar su persona, ocultar sus gustos y encajar en el status quo masculino para entonces ser tomadas en serio.

"(...) Yo era la única mujer en la habitación y para poder hacer lo que amaba me convertí en uno de los chicos (...) me hizo darme cuenta de cuánto del aspecto femenino de mí misma había enterrado y dejado atrás".

Kristen Lester, directora de "Purl"


Barbie ha tenido muchos cambios durante los años para mantenerse relevante a las audiencias del momento, pero siempre manteniendo la esencia original. Y un medio donde demuestra esto son sus producciones animadas. Creo que hay dos cosas importantes que podemos aprender de las historias que Barbie nos cuenta y que podríamos replicar en futuras historias:

1. Barbie nos enseña a tener amigas. El canon de Barbie es rico en historias con mujeres protagonistas complejas que rivalizan con las de Disney, donde rara vez se representa a las princesas teniendo fuertes relaciones femeninas, ya sea porque las han mantenido alejadas de interacción con el mundo o, al igual que Bella, caen en la categoría de “No soy como otras chicas”, no pueden conectarse con otras chicas porque son inteligentes, a diferencia de las otras tontas del pueblo. En muchas películas de Barbie hay al menos otro personaje femenino con el cual el personaje de Barbie tiene una amistad que atesora, y puede que sea una estrategia de marketing para venderle a las niñas pequeñas dos muñecas en lugar de una, claro… pero en este mundo done hay una oleada de marketing y producciones diciéndote que solo hay espacio para una mujer en el grupo o que entre mujeres debe haber un rechazo, una rivalidad y competencia, es más que reconfortante encontrarte con historias que te digan que tener amigas es fantástico y que la rivalidad entre mujeres es absurda, mejor nos podemos apoyar y crecer juntas.


2. Barbie es femenina pero no indefensa. Se valora mucho en los medios a la mujer que posee características masculinas, y se suele menospreciar a aquellas que tienen características femeninas porque se asocia con vulnerabilidad. Barbie nos muestra que estas características no te hacen menos, que tu gusto del color rosa, las princesas y la danza son válidos y poderosos a su manera.

Por último quisiera mencionar los blogs de Barbie que, si no los han visto aún, recomiendo ampliamente. No, no es broma, Barbie Vlogs son una influencia positiva que todos los niños, niñas y adultos deberían ver al menos una vez. Traté de pensar en otras producciones con la cual comparar los mensajes que esparce, y me atrevo a decir la intención es similar a la de Mr. Rogers Neighborhood. Donde Mr. Rogers le dice a la audiencia “eres especial por el simple hecho de ser tu” Barbie dice “tu, tus sentimientos y tus intereses son válidos”. Entre su catálogo de videos se encuentran joyas donde habla de encontrar tu propia voz, la importancia del “perdón” y el permitirte sentir tristeza.


Quizá seguimos apresurándonos a juzgar muchas cosas por las connotaciones negativas que prevalecen muy presentes en los medios, pero quise hacer esta entrada para decir:


Mujeres, hombres, todos ¿Cómo queremos deshacernos de los estereotipos y roles de género si no hemos podido cambiar la manera en la que vemos una muñeca?


 

Gracias por leer hasta aquí, los invito a ver el video de esta entrada. Dejen sus comentarios y opinemos juntos para entender, crear y levantar la industria.


Nos vemos en la siguiente entrada

Dani








Referencias:

Albers, D. (2011). Why I Don’t Hate Barbie Anymore. Recuperado de https://www.huffpost.com/entry/why-i-dont-hate-barbie-an_b_658986


Alter, C. (2014). In Defense of Barbie: Why She Might Be the Most Feminist Doll Around. Recuperado de https://time.com/4597/in-defense-of-barbie-why-she-might-be-a-feminist-doll-after-all/


Arnold, G. (2003). The Barbie Effect. Recuperado de https://study.com/academy/lesson/the-barbie-effect.html


Boon, M. (2020). How Barbie movies foster female friendship. Recuperado de https://www.queensjournal.ca/story/2020-03-12/student-life/how-barbie-movies-foster-female-friendship/


Fuller, M. (2013). Why Are Some Women Nasty to Other Women? Recuperado de https://www.psychologytoday.com/us/blog/working-btches/201308/why-are-some-women-nasty-other-women


Gilbert, S. (2018). Tiny Shoulders: Rethinking Is Fascinating. Recuperado de https://www.theatlantic.com/entertainment/archive/2018/05/tiny-shoulders-review-hulu/559277/


Khazan, O. (2014). How Barbie Affects Career Ambitions. Recuperado de https://www.theatlantic.com/health/archive/2014/03/how-barbie-affects-career-ambitions/284411/


MEDIUM. (2018). The Barbie Effect. Recuperado de https://medium.com/@vitaminstree/the-barbie-effect-dolls-beauty-standards-and-body-image-issues-172044af336f

Miller, M., & TED x. (2017). Michelle Miller, The story behind the story: Society needs more feminine people. Recuperado de https://www.tedxamsterdamwomen.nl/michelle-miller-the-story-behind-the-story-society-needs-more-feminine-people/


NBC News. (2014). Barbie, Defiant, Models For Sports Illustrated Swimsuit Issue. Recuperado de https://www.nbcnews.com/business/consumer/barbie-defiant-models-sports-illustrated-swimsuit-issue-n28711


Tulinski, H. (2017). Barbie As Cultural Compass: Embodiment, Representation, and Resistance Surrounding the World’s Most Iconized Doll. Recuperado de https://crossworks.holycross.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=1001&context=soc_student_scholarship

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo